husky noruega aurora boreal

Guía para comprar una casa en Noruega

Hay muchas personas que sueñan con mudarse a Noruega para comenzar una nueva vida, o que simplemente quieren jubilarse en un país increíble con un montón de naturaleza.

De esta forma, podrás despertarte en tu casa de Lofoten para ver las auroras boreales, o bien vivir en un pequeño pueblo noruego rodeado de una naturaleza increíble por todas partes.

Normalmente, estas personas querrán comprar casa en Noruega. Sin embargo, ¿cómo es el mercado inmobiliario de este país? Y lo que es más importante, ¿pueden los extranjeros comprar una propiedad inmobiliaria en Noruega?

Pues bien, cualquiera puede comprar casa en Noruega, incluyendo personas y empresas extranjeras.

Sin embargo, ser el dueño de una propiedad inmobiliaria no hará que puedas conseguir antes la ciudadanía noruega, ni te otorgará ningún derecho para poder ir a tu propiedad si no puedes acceder al país.

Comprar una propiedad en Noruega

paisaje nevado noruega casas

El mercado inmobiliario noruego no está restringido, por lo que cualquiera puede comprar la propiedad que desee.

Igual que ocurre en la mayoría de los países, normalmente harás una oferta por una propiedad y el vendedor tendrá que decidir si la acepta o si prefiere esperar por otra oferta mejor.

A los vendedores no les importará si dicha oferta procede de un extranjero o de un noruego, por lo que todo depende del dinero. De esta manera, no tendrás que ser un ciudadano noruego ni vivir en Noruega para comprar una propiedad.

Incluso es posible hacer ofertas de manera remota desde otras partes del mundo, en caso de que así lo prefieras.

Por otro lado, también existen empresas extranjeras que compran propiedades inmobiliarias en Noruega para arrendarlas sin llegar a operar directamente en el país.

Por lo tanto, ni siquiera es necesario tener la más mínima conexión con Noruega para poder comprar propiedades en este país.

Los dueños de un inmueble tienen los derechos de propiedad privada. Sin embargo, comprar una propiedad siendo extranjero no proporciona ninguna ventaja adicional en lo que respecta a los visados, la ciudadanía o la entrada en el país.

Por lo tanto, incluso si eres el dueño de una casa seguirás teniendo que solicitar la residencia como cualquier otra persona, sometiéndote exactamente a las mismas leyes que quienes pagan un alquiler o viven en otro país.

¿Es fácil comprar casa en Noruega?

lago montañas noruega

Cada país tiene sus ventajas e inconvenientes a la hora de vivir, y este país nórdico no es ninguna excepción. Por lo tanto, ¿es difícil comprar casa en Noruega? Pues lo cierto es que este proceso es sencillo para algunas personas.

Sin embargo, otros deben enfrentarse a bastantes obstáculos. Así pues, a la hora de comprar una propiedad en este país deberías prepararte para afrontar un proceso largo, y tomarte cualquier otra cosa como una ventaja inesperada.

Cuando encuentres una casa que te guste en el país, normalmente empezarás realizando una visita al inmueble.

En general, estas visitas duran alrededor de una hora y suelen realizarse en jornadas de puertas abiertas durante los fines de semana. Después es cuando empieza la diversión (o el infierno, dependiendo de cómo veas las cosas).

Así que cuando visites una casa y hayas decidido que te gusta, podrás realizar una oferta. Entonces, el propietario tendrá 24 horas para pensar una respuesta a tu oferta y a las del resto de potenciales compradores.

Este proceso no se diferencia mucho del que se realiza en otros países. Por lo tanto, si ya has comprado una propiedad inmobiliaria con anterioridad, es posible que te resulte familiar.

Si el comprador acepta, no es necesario que dispongas de toda la cantidad de antemano. Sin embargo, debes realizar un depósito de al menos el 25% del valor de la casa.

Este porcentaje se puede reducir hasta el 15% en algunos casos, siempre que tengas menos de 34 años.

De cualquier manera, si no te gusta la burocracia tengo malas noticias: comprar casa en Noruega requiere un montón de papeleo. En primer lugar, tendrás que demostrar que te puedes permitir la propiedad.

Para ello puedes empezar por proporcionar extractos bancarios y una prueba de tus ingresos. Si eres autónomo y no tienes una nómina normal, entonces puedes demostrar cuánto esperas ganar con tu negocio.

En cuanto al aspecto financiero, tendrás que ponerte en contacto con tu banco. Si te aprueban la concesión de una hipoteca, te proporcionarán un documento por escrito indicándolo.

Esto es algo obligatorio antes de comprar casa en Noruega. Sin embargo, muchos bancos tardan semanas en proporcionar esta documentación. Por lo tanto, probablemente deberías fijarte en las propiedades que puedas visitar a medio plazo.

¿Es posible comprar casa en Noruega siendo extranjero?

kayak noruega

Las leyes de inmigración de Noruega son complicadas para las personas de fuera del Espacio Económico Europeo. Sin embargo, los noruegos son bastante hospitalarios con los extranjeros.

Y al contrario de lo que ocurre con la obtención de la residencia, la buena noticia es que no existe ninguna restricción legal para comprar casa en Noruega.

Así que tanto si eres un extranjero que ha estado viviendo en el país desde hace varios años como si no tienes ningún tipo de permiso de residencia, eres libre de comprar casa en Noruega si te lo puedes permitir.

Eso sí, hacerlo desde el extranjero puede resultar más difícil. Por ejemplo, podría resultarte más complicado hacer ofertas. Además, si no conoces bien el mercado inmobiliario es posible que acabes pagando más de lo que deberías.

Por otro lado, a la hora de comprar casa en Noruega debes recordar que también tendrás que pagar un impuesto sobre bienes inmuebles, incluso aunque no tengas permiso de residencia.

Y como ya he dicho, si quieres convertirte en ciudadano noruego (o si estás esperando una respuesta a tu solicitud de residencia), tener una casa en el país no influirá en el proceso, ni de forma positiva ni negativa.

Permisos y requisitos especiales para comprar ciertas propiedades

La mayoría de las propiedades inmobiliarias de Noruega no tienen restricciones legales. Sin embargo, existen algunas excepciones en las que ser el dueño implica una serie de requisitos y responsabilidades adicionales.

Estos casos son bastante raros, pero a continuación te explicaré en qué consisten para que puedas hacerte una idea.

Requisito de residencia (“boplikt”)

El requisito de residencia es una ley especial establecida a nivel municipal en ciertas zonas que exige al dueño de la propiedad que haya alguien viviendo en ella.

Las leyes que hay detrás de este requisito son bastante difíciles de entender. Sin embargo, el resumen es que debes vivir en la propiedad durante un mínimo de 5 años, y no usarla como cabaña ni como segunda residencia.

Este requisito de residencia suele verse en zonas donde hay muchas cabañas y en las que los municipios quieren reducir los precios de las viviendas para las personas que viven allí de verdad.

De esta manera, evitan que los propietarios más adinerados compren casas baratas como residencia de vacaciones.

Un ejemplo de esto sería Kragerø, que es un municipio que impone un montón de requisitos de residencia sobre las propiedades.

Derecho de herencia

El derecho de herencia se utiliza en las granjas. En concreto, al primer hijo del dueño anterior se le permite legalmente que compre la casa por la misma cantidad que la oferta más alta que haya realizado algún comprador.

De esta manera, se facilita que una granja siga perteneciendo a la misma familia.

Este derecho sólo tiene vigencia en las propiedades consideradas como granjas, y hoy en día es poco habitual porque se trata de una ley antigua que sólo se aplica a granjas antiguas que todavía se pueden heredar dentro de una familia concreta.

Obligación de cultivar la tierra

Además, las granjas pueden tener el requisito de cultivar los terrenos asociados con la propiedad. De hecho, se trata de algo bastante habitual en la mayoría de las granjas.

Sin embargo, es fácil de evitar sin más que arrendar los terrenos cultivables.

Incluso hay personas que compran una granja sólo para vivir en ella y luego conceden los derechos de explotación a alguien que quiera tener más terrenos para cultivar. Arrendar este tipo de tierras suele ser muy fácil, sobre todo si no pretendes ganar mucho dinero con ellas.

Dónde encontrar propiedades y casas a la venta en Noruega

paisaje lago noruega

Resulta muy fácil encontrar todas las propiedades inmobiliarias que están a la venta en Noruega, porque el 99% de las casas están listadas en Finn.no.

Ésta es una página web que sólo está disponible en noruego, por lo que si quieres encontrar una propiedad tendrás que hacer lo siguiente:

  • Visita Finn.no.
  • Pulsa en Eiendom (“propiedad” en noruego).
  • Elige entre Bolig til salgs (“casas a la venta”) o Fritidsbolig til salgs (“cabañas a la venta”).
  • Selecciona una región y un municipio en la sección Område , situada a la izquierda.
  • Encuentra una propiedad que te interese.

Y básicamente eso es todo.

En cada propiedad aparecerá un texto descriptivo, así como un número de teléfono para ponerte en contacto con la agencia inmobiliaria. Así que si te interesa una propiedad concreta, llama a la agencia y haz todas las preguntas que quieras.

También puedes visitar la propiedad para verla por ti mismo.

¿Cuánto cuesta una casa en Noruega?

bosque noruega

Noruega es un país enorme, por lo que el coste de la vida dependerá del lugar. Como cabría esperar, las zonas con mayor demanda tienen las casas más caras.

En este sentido, Oslo es la ciudad más grande de Noruega y también suele ser la más cara, aunque algunos años se ve superada por Stavanger.

De hecho, la capital del país tiene el mercado inmobiliario con los precios más altos. En concreto, el coste medio de una propiedad en esta ciudad superaba los 6,1 millones de coronas noruegas (NOK) a principios de 2022, que equivalen a unos 600.000 euros.

Tromsø

Tromsø es la segunda ciudad más cara para comprar casa en Noruega, y esto se debe en buena medida a la escasez de viviendas en comparación con la demanda.

Esta ciudad ártica alberga una de las principales universidades del país, y también es un importante centro industrial. Comprar casa en Tromsø cuesta unos 4,8 millones de NOK de media (algo más de 450.000 euros).

Trondheim

Por otro lado, Trondheim es un importante centro tecnológico de Noruega, y también posee una de las universidades más prestigiosas del país.

Así que si eliges esta ciudad para comprar casa en Noruega, no te saldrá barato: el precio medio es de más de 4,2 millones de NOK (sobre 400.000 euros).

Stavanger

Stavanger es la ciudad más importante del país para la industria del petróleo y del gas, lo que se deja notar en los precios de las propiedades inmobiliarias.

Se trata de la cuarta ciudad más grande del país, y también la cuarta más cara para comprar una casa. En concreto, el precio medio es de 3,9 millones de NOK (unos 380.000 euros).

Bergen

Finalmente, Bergen es la segunda ciudad más grande de Noruega, pero curiosamente los precios de sus viviendas están por debajo de la media nacional.

Además, el coste de la vida no es tan alto como en las tres ciudades anteriores. Comprar una propiedad en Bergen te saldrá de media por 3,8 millones de NOK (alrededor de 370.000 euros), ligeramente por debajo de Stavanger.

En resumen, comprar casa en Noruega tiene un coste medio de unos 4,2 millones de NOK, es decir, algo más de 400.000 euros dependiendo del tipo de cambio de cada momento. Pero como puedes comprobar, las ciudades más grandes tiran para arriba de esa media.

Impuesto sobre los bienes inmuebles en Noruega

aurora boreal noruega

Cada municipio noruego tiene el derecho de decidir si quiere establecer un impuesto sobre los bienes inmuebles, pero cada vez es algo más habitual. Este impuesto puede llegar a suponer el 0,0004% del valor de la propiedad, y el tipo máximo está fijado por el gobierno.

Aunque puede parecer una cantidad muy baja, existen ciertos detalles relativos al cálculo del valor que hacen que sea difícil determinar con exactitud cuánto vas a pagar.

Por lo tanto, no te sorprendas si tienes que pagar alrededor de 10.000 NOK al año en concepto de impuesto de bienes inmuebles por una propiedad con un valor de 3-4 millones de NOK.