coach personal

Cómo ser coach personal

Hay muchos caminos y enfoques sobre cómo ser coach personal.

Aquí tienes una guía paso a paso si quieres convertirte en uno de los mejores.

Coach personal: una descripción del trabajo

Siempre que desees sinceramente hacer un cambio, lo primero que debes hacer es elevar tu nivel de exigencia.

Anthony Robbins, Despierta al Gigante Interior

Tony Robbins es probablemente el coach personal más famoso hasta la fecha.

Tony Robbins

Pero vender millones de ejemplares de libros, hablar ante miles de personas en cualquier acto y desplazarse en helicóptero no son reflejos exactos de la vida de un coach personal.

Tanto si un coach personal trabaja para sí mismo como si contrata con otras empresas, una jornada laboral típica comprende un par de sesiones de coaching con clientes y la realización de las tareas administrativas asociadas.

Las tareas administrativas incluyen la preparación de las sesiones y la toma de notas posterior, la preparación de contratos y documentos legales, la contabilidad, las actividades de marketing y la educación y formación complementarias.

Los clientes del coaching vital pueden ser de (casi) todas las edades y condiciones sociales.

Pueden dirigirse a un coach cuando buscan orientación para resolver un problema complejo o claridad sobre decisiones vitales importantes y su dirección.

Las áreas relevantes de la vida pueden abarcar todos los ámbitos, incluidas las relaciones, la carrera profesional, la salud, las finanzas, el desarrollo personal y el ocio.

En su trabajo con los clientes, los coaches de vida pueden ser auténticos salvavidas.

Mediante la escucha activa, la paráfrasis, la formulación de poderosas preguntas de coaching vital y el uso de herramientas de coaching, guían a sus clientes a través de los bloqueos mentales y les ayudan a explorar las oportunidades para hacer realidad sus objetivos.

Las sesiones de coaching vital suelen basarse en un modelo de coaching, como el modelo CRECER, y tienen una estructura firme.

Comienzan con una breve descripción del problema, determinan el resultado deseado de la sesión y, a continuación, trabajan a través de los pasos individuales del modelo elegido.

El coach guía la conversación en consecuencia y se asegura de que concluya con objetivos procesables (p. ej., SMART) para el cliente, incluido el establecimiento de responsabilidades.

¿Quién puede ser coach personal?

La respuesta corta es “cualquiera“. No existe ninguna autoridad reguladora para la profesión de coaching.

Eso significa que, literalmente, puedes imprimirte una tarjeta de visita con el título de “coach personal” y dedicarte al coaching.

mujer coach

Sin embargo, aparte de un cuestionable código ético de conducta, debido a la falta de regulación autorizada, el mercado del coaching está cada vez más saturado.

Esto significa que los posibles clientes comparan cada vez más la formación y experiencia de los coaches y optan por profesionales de mayor calidad, una demanda que se refleja además en la poca disposición a pagar por servicios no cualificados.

Además, las sesiones de coaching con un coach que carece de formación y experiencia fundamentales serán probablemente tan frustrantes como mi primera experiencia de coaching, tanto para el coach como para el coachee.

Peor aún, los coaches no cualificados pueden hacer daño al practicar con otras personas.

Convertirse en un gran coach personal requiere una serie de cualidades personales y una amplia formación, supervisión y experiencia.

Entre las cualidades adecuadas se incluyen la franqueza, la accesibilidad, la curiosidad y la empatía. La calidad y el precio de la formación difieren tanto como los de los coaches operativos.

Cómo ser coach personal: Guía paso a paso

Básicamente, hay dos vías principales para convertirse en coach personal, cada una con sus propios requisitos educativos y cualificaciones resultantes.

estudiando coaching

Por una parte la vía tradicional y por otra mediante la obtención de un título de postgrado en psicología.

La vía tradicional de formación

A través de un curso de coaching, puedes adquirir los conocimientos y las competencias pertinentes que implica el coaching.

Hay numerosos organismos de formación entre los que elegir, por lo que es importante compararlos detenidamente.

Las opciones de formación de mejor calidad suelen ser más caras, ya que incluyen más horas de formación y, a menudo, tutoría y supervisión. Merece la pena la inversión adicional.

Hay varios organismos de coaching que rigen las normas de la formación de coaches.

El más conocido y reconocido es la Federación Internacional de Coaching (ICF; 2021). La Association for Coaching (2021) y el European Mentoring and Coaching Council (2021) son otros dos.

Juntas, ofrecen varios directorios y bases de datos de instituciones de formación acreditadas (ICF, 2021).

El programa de Horas de Formación Específica para Coaching Aprobadas (ACSTH) de la ICF clasifica los cursos de formación por el número de horas de contacto equivalentes para el alumno.

Si buscas un proveedor de formación de buena calidad, asegúrate primero de que está acreditado por uno de estos organismos.

Los cursos de coaching se imparten en persona o por Internet y suelen incluir fundamentos teóricos, ejercicios prácticos, acreditación, supervisión y tutoría.

Según la cantidad de formación y el número de horas de experiencia, los coaches pueden obtener distintos niveles de acreditación.

Por ejemplo, los niveles de acreditación en la ICF (2021), en orden ascendente, son:

  • Coach Certificado Asociado (60+ horas de formación y 100+ horas de experiencia)
  • Coach Profesional Certificado (más de 125 horas de formación y más de 500 horas de experiencia)
  • Master Certified Coach (más de 200 horas de formación y más de 2.500 horas de experiencia)

Muchos proveedores de formación de coaches ofrecen cursos acreditados por la ICF.

Esto significa que su formación tiene un buen nivel, pero no califica la profundidad de la formación, la experiencia o la supervisión que ha completado un coach individual.

Los coaches que solicitan la acreditación de la ICF tienen que proporcionar documentación detallada de su formación y experiencia, y luego se les puede exigir que las complementen hasta alcanzar un determinado nivel de la norma de la ICF.

Convertirse en psicólogo del coaching

La otra vía para convertirse en coach personal es a través de una licenciatura en psicología.

Esta vía se ha establecido más recientemente y todavía no se ofrece de forma generalizada en las universidades.

licenciado universitario

También es una opción más larga y posiblemente más cara, ya que se obtiene a través de una formación de posgrado, como un máster en psicología del coaching.

Técnicamente, los marcos, prácticas y técnicas utilizados son similares o iguales a los que utilizan los coaches.

Sin embargo, hay quien sostiene que los psicólogos especializados en coaching, debido a su formación comparativamente más amplia, pueden proporcionar un coaching de mejor calidad y atenerse más a las normas éticas (Lai, Stopforth y Passmore, 2018).

Requisitos de formación y cualificaciones

Para la vía de formación tradicional para convertirse en coach personal y debido a la no regulación de la profesión de coaching, no existen requisitos de educación para acceder a un programa de formación o a la práctica.

Curiosamente, cuando se elige la vía de la carrera académica, los requisitos de educación pueden ser todo lo contrario.

El acceso a un máster en psicología del coaching suele requerir una licenciatura o equivalente, a menudo en psicología o ciencias psicológicas.

¿Necesitas una certificación o licencia?

Probablemente ya puedas adivinar la respuesta a esta pregunta. En general, no necesitas una certificación o licencia para ejercer como coach personal.

certificado de estudios

Sin embargo, esto también depende de para quién quieras trabajar y de lo competitivo que esperes ser.

Con el creciente conocimiento sobre la naturaleza no regulada de la profesión del coaching, muchas empresas que contratan a coaches externos solicitarán la acreditación de uno de los organismos de coaching mencionados.

Por otro lado, si quieres ejercer con el título de “psicólogo del coaching”, necesitas poseer la titulación correspondiente de una institución académica.

¿Cuánto tiempo se tarda?

Esto también depende del tipo de formación y del nivel de acreditación que persigas.

Como norma general, puedes esperar que un curso de formación acreditado dure 12 meses.

A menudo, las horas de formación se imparten en el transcurso de unos pocos fines de semana a lo largo de ese año, con la acumulación de horas de práctica de coaching a ritmo propio por parte de los alumnos entre medias.

Los cursos no acreditados pueden ser mucho más cortos (y baratos), pero esto suele reflejarse también en una menor calidad.

También hay cursos acreditados que pueden ser cortos, como este curso de coaching vital de nivel 1 de tres días del Certified Life Coach Institute (2021), pero sólo equivale a 32,8 ACSTH.

En otras palabras, sólo proporciona aproximadamente la mitad de las horas de formación necesarias y nada de la experiencia para obtener las credenciales de ICF como Coach Certificado Asociado.

preparandose para coach

La vía académica para convertirse en psicólogo del coaching es más intensiva en tiempo y lleva aproximadamente cinco años (tres años para la licenciatura prerrequisito + dos años para completar un máster en psicología del coaching o equivalente).

Sobre cómo iniciar un negocio de coaching

Si quieres poner en marcha tu propio negocio de coaching, debes tener en cuenta algunas cosas.

Cómo seguir siendo competitivo

Debido a la naturaleza no regulada de la profesión del coaching y a las cortas vías de acceso a la carrera, la competencia en el mercado del coaching es alta.

Cuando trabajes para ti mismo, considera estrategias para ser competitivo y destacar.

Posiblemente la mejor forma de hacerlo sea establecer unas credenciales sólidas. Esto empieza por la calidad de tu formación y el alcance de tu experiencia.

Aunque el camino para convertirse en psicólogo coach es el más largo y costoso, puede diferenciarte al instante de la mayoría de los coaches del mercado.

Credibilidad

Tener una formación acreditada junto con muchas horas de experiencia, supervisión y testimonios de clientes te dará una gran credibilidad.

También puedes considerar la posibilidad de identificar tu propio nicho en el sector del coaching vital.

¿Puedes prestar servicios a un grupo objetivo concreto, en un entorno determinado, o centrándote en un ámbito vital concreto? Si te gusta trabajar con niños, podrías plantearte centrarte en el coaching de niños.

Cuidado con tus límites y riesgos

Recuerda mantenerte en tu carril. Gran parte de tu responsabilidad, profesionalidad y conducta ética afloran en tu primera charla (introductoria) con un nuevo cliente.

Tómate tu tiempo para comprender sus necesidades y decidir si es algo en lo que realmente puedes ayudarle o si debes redirigir al cliente a otro profesional, como un psicoterapeuta.

Relacionado con esto está la importancia de utilizar un contrato de coaching para aclarar el papel que desempeñas (y el que no) como coach.

También tendrás que asegurarte con un seguro de responsabilidad civil profesional y, potencialmente, con un seguro de responsabilidad civil.

Online frente a offline

Muchos coaches afirman tener una mejor experiencia cuando hacen coaching online, o incluso sólo por teléfono, debido a que están más concentrados en la conversación.

El coaching online se ha convertido en una alternativa que salva vidas cuando los problemas logísticos, las limitaciones de tiempo o una pandemia hacen necesarias las interacciones online.

café y ordenador

Sin embargo, no todos los clientes estarán dispuestos o podrán recibir coaching online. La clave está en encontrar una modalidad que funcione para ti y tus clientes.

Podrías plantearte realizar las primeras sesiones de coaching con un cliente en persona y luego pasar a la modalidad online.

El coaching online tiene ciertos requisitos, como garantizar la privacidad y la confidencialidad.

Hay varias aplicaciones que lo proporcionan, y una que destaca sobre las demás es Quenza.

Puedes interactuar con tus clientes utilizando cualquier dispositivo, y la aplicación también te proporciona el mantenimiento de registros, para que puedas almacenar la información de tus clientes de forma segura.

Aunque las plataformas de vídeo coaching pueden dificultar la lectura del lenguaje corporal, unos sencillos pasos pueden garantizarte una sesión productiva.

Asegúrate de que la cámara y la iluminación están configuradas de forma óptima.

Comprueba y, si es posible, mejora tu conexión a Internet, ya que los retrasos debidos a un ancho de banda lento pueden causar demoras en el audio, lo que puede resultar frustrante y distraer.

concentrado en el ordenador

Considera la posibilidad de recibir formación adicional sobre la prestación de servicios virtuales, comprueba tu configuración y prepara a tu cliente de forma similar.

Pídeles que se mantengan a una distancia prudencial de la cámara y enciendan las luces.

Apóyate en otras empresas

Puede llevar un tiempo acumular suficientes clientes para vivir de un negocio de coaching. En ese caso, es beneficioso buscar oportunidades dentro de otras empresas.

Algunas empresas medianas y grandes emplean a un grupo de coaches externos.

Aunque suelen pagar una tarifa horaria inferior a la que cobrarías normalmente por tu cuenta, puedes beneficiarte de un mayor volumen de horas de coaching por encargo.