hombre mirando hoja

Como pagar menos impuestos de sociedad limitada en 2024

Los profesionales y empresarios que pagan el IRPF como autónomos, se plantean pagar menos en cuanto a la sociedad limitada, por ello consultan con frecuencia artículos sobre cómo pagar menos impuestos sociedad limitada.

Muchos contratistas independientes que tienen la opción de pagar el impuesto de sociedades o el impuesto sobre la renta de las personas físicas encuentran difícil elegir entre los dos porque la factura del IRPF es significativamente más alta que la factura del impuesto de sociedades a partir de un determinado nivel de ingresos.

Antes de comenzar con las comparaciones, es importante entender que el profesional que esté considerando esta opción puede seleccionar, por ejemplo, a un empleado de una empresa con un salario alto, quien no tendrá esta opción porque sus ingresos laborales son indiscutiblemente, ingresos del trabajo, y de eso no hay duda. Sin embargo, un periodista, un diseñador y otros expertos pueden tener esto en cuenta.

Todas las empresas están obligadas a pagar el impuesto de sociedades (IS) sobre sus beneficios anuales. Debe saber aprovechar ciertas oportunidades si su negocio quiere reducir la tarifa necesaria para cubrir este impuesto.

Le daremos algunos consejos en este artículo, pero si necesita ayuda para administrar la contabilidad de su empresa, póngase en contacto con nuestro asesoramiento fiscal en línea.

Cualquier cosa que represente un ahorro es una buena noticia para una persona o empresa. Somos conscientes de que mantener los saldos de las cuentas no siempre es sencillo y que para reducir los costos, es esencial comprender todas las especificaciones de las reglas.

¿Qué es el impuesto de sociedades?

hombre pensativo

La renta de las empresas y otras personas jurídicas está sujeta al IS, un impuesto directo. Esto implica que durante el ejercicio fiscal, las entidades están obligadas a aportar una parte de sus beneficios al Fisco.

La normativa establece que se debe presentar una declaración aunque una entidad no haya realizado ninguna actividad durante su período impositivo o no haya generado rentas sujetas a impuestos.

Cuando hablamos de periodo impositivo, nos referimos al marco temporal en el que se realizan las actuaciones sujetas a tributación e informadas en la declaración del Impuesto sobre Sociedades. Esto suele corresponder con el propio ejercicio económico y comercial de la empresa.

Asegurarse de que la contabilidad represente con precisión la actividad económica de la empresa es crucial. El resultado contable de la empresa se utiliza para determinar la cuota IS pagadera.

Los ingresos por ventas, la prestación de servicios…  Es lo que llevó a menos gastos (gastos generales, compras, etc.).

De aquí se resta el importe sobre el que se aplica el impuesto, también denominado base imponible. Es importante tener en cuenta los diferentes tipos de impuestos:

  • Tipo general: 25%.
  • Tipo reducido del 15% para emprendedores: Se utilizará en el primer ejercicio fiscal de una nueva empresa, cuando la base imposible sea positiva, si cumple una serie de condiciones.
  • Tipo reducido del 20% para cooperativas fiscalmente protegidas (excepto los resultados extra cooperativos que irán al tipo general).

El resultado contable, junto con la suma o resta de las diferencias perdurables entre contable y fiscal, la aplicación de su tipo de impuesto y la resta de bonificaciones o deducciones, se utiliza para calcular la cuota final del IS.

¿Cómo reducir el impuesto de sociedades?

mujer calculadora ordenador

No es imposible ahorrar dinero bajo este impuesto de una manera completamente legal. Muchas empresas mal asesoradas pierden la oportunidad de bajar su cuota. Por lo tanto, intentaremos corregir la situación brindándote algunas sugerencias para ahorrar dinero.

Amortizaciones

Las amortizaciones no son más que la reducción contable de activos o pasivos. En algunas circunstancias, es posible que puedas amortizar legalmente sus inversiones durante la cantidad de años elegida y, al mismo tiempo, poder reducir su obligación tributaria.

De acuerdo con el artículo 103 de la LIS, las pequeñas empresas pueden amortizar los inmuebles, maquinaria y equipo y los activos intangibles de nueva adquisición utilizando un coeficiente que se obtiene de multiplicar por dos el coeficiente de amortización lineal máximo que se indica en las tablas de amortización.

De acuerdo con el artículo 102 de la LIS, si se cumplen las siguientes condiciones, los elementos del inmovilizado material nuevos podrán amortizarse libremente siempre que se ejerza la opción de compra:

  • Para calificar como pequeña empresa, los componentes deben ser obtenidos de terceros y puestos a disposición del contribuyente durante el período impositivo en que cumplan con los requisitos.
  • La plantilla total de la empresa deberá aumentar en relación con la plantilla media de los meses anteriores durante los primeros 24 meses siguientes al inicio del período impositivo en que se pongan en uso los bienes adquiridos, debiendo mantenerse este aumento durante otros 24 meses.

Para el inmovilizado material nuevo con valor unitario inferior a 300 euros y un tope de 25.000 euros, el artículo 12 de la LIS establece la libertad de amortización.

Deducciones

Dado que puede equivaler hasta el 25% de los gastos incurridos por estos conceptos, se debe considerar la deducción por gastos de investigación, desarrollo e innovación.

Muchas pequeñas y grandes empresas, así como operaciones familiares, administran el impuesto de sociedades de manera incorrecta sin tener en cuenta los factores antes mencionados, lo que genera costes fiscales adicionales.

Para minimizar al máximo la responsabilidad fiscal del empleador, es fundamental recibir un buen asesoramiento fiscal.

Es tan importante recibir este asesoramiento a la hora de declarar impuestos como a la hora de decidir si trabajar por cuenta propia o como empleador, qué tipo de empresa formar o con quién hacerlo.

En otras palabras, un asesor fiscal es más que un simple declarante de impuestos, es fundamental que te aproveches de sus ventajas y beneficios para bajar legalmente la carga fiscal de tu empresa y preservar el equilibrio.

Las pérdidas futuras de las empresas con una facturación anual inferior a 10 millones de euros se compensan con la reserva de estabilización. De esta forma, prevén las bases negativas que se adquirirán en un periodo de cinco años.

Sólo las pequeñas empresas se ven afectadas por esta reducción, que supone una disminución del 10% de la base imponible. La utilización de esta reserva compensará, por tanto, a aquellas entidades que sean conscientes de que recibirán bases negativas.

Reserva de capitalización

Su objetivo es que las empresas capitalicen las ventajas que reciben, lo que se traduce en una reducción de la distribución de dividendos a cambio de ventajas fiscales, o una tributación más baja.

Las empresas que pagan el impuesto de sociedades tienen acceso a la reserva de capitalización como incentivo fiscal.

Las sociedades podrán aplicar una reducción en la base imponible de su Impuesto sobre Sociedades, que será igual al 10% del incremento de los fondos propios de la sociedad, del artículo 25 de la Ley 27/2014 del Impuesto sobre Sociedades (LIS), que contiene la normativa pertinente.

En consecuencia, siempre que una empresa experimente un aumento de sus fondos propios, tendrá derecho a que se reduzca su base imponible. Y se deducirá el 10% del aumento de dichos fondos:

  • A una tasa estándar del 25%, están sujetos a impuestos.
  • En el primer período impositivo en que la base sea positiva y los siguientes, sean de nueva creación, y estén sujetos a un impuesto del 15 por ciento.
  • Entre las sujetas al impuesto del 30% se encuentran las entidades dedicadas a la explotación de yacimientos de hidrocarburos y las entidades de crédito.

Estas empresas deben, sin embargo, cumplir con las siguientes dos condiciones:

  • El aumento de los fondos propios deberá mantenerse durante los cinco años siguientes a la finalización del período impositivo al que corresponda la reducción, salvo que la entidad experimente pérdidas contables.
  • Asimismo, constituir una reserva por el importe de la reducción, que deberá figurar en el balance con absoluta separación y el debido título. Durante el período previsto de cinco años, no estará disponible.

Contratos de arrendamiento financiero

mujer mirando hojas

Un activo puede estar sujeto a amortización acelerada de activos en virtud de un contrato de arrendamiento financiero. Se deben cumplir los siguientes criterios para que una pequeña empresa califique para este beneficio fiscal:

  • Que el arrendamiento esté siendo prestado por una entidad financiera o de crédito.
  • La porción de recuperación del activo es constante o creciente.
  • Que la carga financiera y la recuperación se fraccionen en cuotas.
  • Que el contrato tenga una vigencia mínima de dos años para bienes muebles corporales y de diez años para bienes inmuebles corporales.

Bases imponibles negativas

Un máximo del 70 % de la base imponible anterior a la aplicación de la reserva de capitalización podrá destinarse a compensar las bases imponibles negativas que hayan sido objeto de liquidación o autoliquidación con las rentas positivas de entrada.

En cualquier caso, las bases imponibles negativas podrán compensarse durante el período impositivo hasta un máximo de un millón de euros.

El importe de las rentas sujetas a deducción o sujetas a carencia derivadas de una liquidación con los acreedores del contribuyente no estará sujeto al límite establecido.

En relación con la cantidad de 1 millón de euros, no se tendrán en cuenta las bases imponibles negativas que se compensen con dichos ingresos.

Salvo que sea consecuencia de una operación de reestructuración a la que sea de aplicación el régimen fiscal especial establecido en el Capítulo VII del Título VII, este límite tampoco será de aplicación durante el período impositivo en que se produzca la extinción de la entidad que esta Ley.

Si el período impositivo es inferior a un año, las bases imponibles negativas que puedan compensarse durante el período impositivo se calcularán multiplicando un millón de euros por la diferencia entre la duración del período impositivo y la duración del período impositivo del año, tal como hemos indicado anteriormente.

En los tres primeros períodos impositivos en los que existiera una base imponible positiva anterior a la compensación de la entidad, no será de aplicación el tope del  70% a las entidades de nueva creación tal y como se define en el 29.1 de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades.

Puede compensar las bases imponibles negativas de años anteriores con los próximos beneficios. Debido a la ausencia de plazos o fechas de vencimiento, esto es posible. Revisarlo es fundamental porque si la base imponible negativa es inferior a 1.000.000 €, tienes derecho a un pago del 100%.

Transcurridos diez años desde el día siguiente al del vencimiento del plazo para la presentación de la declaración o autoliquidación correspondiente al período impositivo en que se generó la pérdida, la Administración dejará de tener competencia para comprobar o investigar las bases imponibles negativas que sean objeto de compensación derecho a la restitución.

El contribuyente deberá demostrar la exactitud de las bases imponibles negativas cuya compensación se solicita, así como su cuantía, una vez transcurrido el plazo señalado.

Para ello, deberán presentar sus documentos de liquidación, autoliquidación y contabilidad, así como acreditar su depósito en el Registro Mercantil durante el plazo señalado.